Acoso: identifícalo y ponle freno.

En psicomienza queremos centrarnos este mes en el acoso, lo que es, lo que nos produce, qué tipos de acoso hay y muchos otros aspectos sobre este tema. Acaba de empezar hace bien poco un nuevo curso, han terminado las vacaciones y por desgracia es cuando vuelve a darse en mayor medida el acoso tanto en menores como en adultos, aunque el acoso se dé durante todo el año y en situaciones de lo mas variopintas, por lo general los colegios, institutos y empresas son caldos de cultivo para que ocurra más frecuentemente.

Pues bien ¿qué es el acoso? Según una de las acepciones de la RAE y la que nos parece que explica mejor lo que es el acoso es la siguiente, “el acoso es la práctica ejercida en las relaciones personales, consistente en dispensar un trato vejatorio y descalificador a una persona con el fin de desestabilizarla psíquicamente”.

Aunque con esta definición parece muy fácil de entender, la realidad es que hay muchas personas que padecen acoso que no son realmente conscientes de ello, ya que lo normalizan o justifican como normal, lo que les imposibilita el hacer cosas para salir de esa situación, por ejemplo, en muchos casos ocurre con la relación jefe-empleado, el empleado cree que es normal que el jefe le presione o descalifique e incluso humille delante del resto de la empresa porque “es el jefe” cuando en absoluto eso justifica ese trato y puedes hacerle frente recabando toda la documentación posible sobre ese acoso que estás padeciendo e iniciar medidas legales ya que está dañando cosas tan importantes como tu salud y reputación personal.

Algo tan grave como el acoso, muchos años ha sido un tema tabú al que no se le daba importancia o si se le daba era en menor medida e incluso la persona acosada se sentía mal e incapaz de contarlo, por suerte en la actualidad cada vez son más personas las que alzan la voz en contra del acoso, ya sean famosos o personas anónimas a través de redes sociales (en ambos casos ayuda a visibilizarlo), esto hace que se sepa más sobre el tema y mucha más gente pueda identificarlo y denunciarlo, aunque de momento va a ser bastante complicado extinguirlo del todo.

Pero veamos, si tan fácil es identificar el acoso cuando lo vemos en los demás ¿por qué lo permitimos? O incluso si tan claro nos parece que es algo que como sociedad debemos de atajar y erradicar ¿por qué normalmente las víctimas de acoso comentan que pese a haber gente viendo la escena en la que sufrió acoso nadie hizo nada? Pues vamos a intentar dar respuesta a estas preguntas desde una perspectiva psicológica, en psicología hay algo que se llama difusión de la responsabilidad (concepto que veremos próximamente en el psicoglosario), pues bien por este fenómeno social mucha gente no interviene puesto que piensan que ha de hacerlo otro (entre otras cosas), eso por la parte de los espectadores pero ¿y la persona que padece en primera persona el acoso?¿por qué no lo impide? Pues como he comentado anteriormente a veces ni siquiera lo ve como acoso y reconocerlo es fundamental para impedirlo, otros es debido a que aunque lo reconocen lo naturalizan o justifican de manera que tampoco hacen nada por evitarlo y lo que también suele ocurrir es el fenómeno de indefensión aprendida (que tenéis ya en el psicoglosario), es decir, la persona no hace nada porque cree que no puede hacer nada contra ello aunque realmente si que pueda.

Las consecuencias generales que suelen darse por padecer acoso son, entre otras, baja autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad y pensamientos suicidas… hay muchas otras consecuencias y dependiendo del tipo de acoso que se sufra hay algunas más específicas pero como se puede observar todas son muy negativas y pueden afectarnos gravemente tanto a nuestra salud física como mental.

¿Qué debemos hacer en el caso de padecer algún tipo de acoso? Como ya he mencionado brevemente, debemos decirlo y denunciarlo, no quedarnos pasivos, no permitir que vaya a más bajo ningún concepto y como siempre en el caso de que estés experimentando algunas de las consecuencias negativas expuestas más arriba buscar ayuda psicológica profesional, que pueda ayudarte a gestionarlo correctamente, porque además en reiteradas ocasiones las personas que han sufrido acoso se sienten culpables, algunas dicen que les ha pasado eso por haberlo permitido, otras que porque algo habrían hecho para que les acosasen a ellos y no a otros, es decir, ideas erróneas que lo único que hacen es generar aun mayor nivel de angustia y frustración que es perfectamente trabajable.

Hay distintos tipos de acoso; bullying, ciberacoso, acoso sexual, mobbing… y aunque haya hablado algunas pinceladas de algunos de ellos los iremos viendo en profundidad en las próximas semanas y os daremos pautas para poder identificarlos y cómo empezar a gestionarlos.

Para terminar, ya sabéis que nos gusta saber vuestra opinión ¿creéis que sabíais la gravedad del acoso antes de leer este post? ¿habéis sido alguna vez víctimas de algún tipo de acoso? Si la respuesta es que sí… ¿hicisteis algo al respecto? ¿habéis visto alguna vez una situación de acoso? si es que sí… ¿intervinisteis para impedirlo? ¡Nos leemos!

Eva Torrego Treviño

3 respuestas a “Acoso: identifícalo y ponle freno.

  1. Seila dice:

    Por desgracia, porque cada vez salen más casos, pero por suerte al mismo tiempo, porque a consecuencia de tantos casos creo que se hacen más campañas de visibilidad, el tema del acoso, bajo mi punto de vista es un grave tema que nos salpica a todos, de una manera o de otra. Por tanto, sí creo que sabemos la gravedad del asunto pero también veo que se hace poco para erradicar. Quiero decir con esto que considero que por muchas campañas que se hagan, siempre he considerado que el problema está en la educación que uno recibe, es decir, los niños no nacen sabiendo insultar a nadie, ni odiando a nadie por su condición sexual, por poner un ejemplo. Un niño aprende lo que ve y es por ello que si nuestros gobiernos invirtieran más en educación, (en lugar de reformala tanto, cada vez que entra un partido nuevo) este problema de base podría ser erradicado, porque esas personas bien educadas, educarían bien a sus hijos y/o a sus alumnos y estos a los suyos, y así sucesivamente.

    Le gusta a 1 persona

    1. psicomienza dice:

      Buenas tardes Seila, estamos totalmente de acuerdo contigo, lo principal debería ser invertir en educación, tanto en casa como en el colegio, y enseñarles desde pequeños valores como la empatía hacia los demás, el respeto … ojalá que en algún momento esto se haga, mientras tanto seguiremos intentando que la gente lo pueda identificar y frenar 💪🏻, gracias por leernos como siempre 😊

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s